¿Cómo calcular el CPC máximo?

Jueves 14 de Marzo de 2018

Hoy continuamos hablando de las campañas SEM y nos vamos a centrar en determinar el CPC (Coste Por Click) máximo, es decir, cuánto estamos dispuestos a pagar por las visitas que recibiremos como consecuencia de la campaña.

Este es un paso crítico, ya que tanto los resultados en términos de número de visitas como de rentabilidad estarán condicionados por este parámetro.

Es importante entender que la posición de los anuncios viene definida por la combinación de tres factores:
  • Lo que estés dispuesto a pagar en forma de CPC máximo.
  • El factor de interés de tu anuncio en relación con el término de búsqueda en forma de CTR (división entre el número de clics y las veces que aparece tu anuncio o impresiones).
  • La calidad de la página de destino valorando que el contenido sea de calidad y afín a la búsqueda realizada.

Considerando el primer factor independiente de los otros dos, si pagas más, estarás más arriba. Pero esta no es la filosofía de Google. Si pagas más estarás más arriba siempre, pero los usuarios tendrán mucho que decir en la posición en que aparezcan tus anuncios mediante su voto (medido a través del CTR) determinando si tu web es interesante o no para ese término de búsqueda.

En este tipo de marketing no se fija la cantidad de dinero a pagar por cada clic sino la cantidad máxima que estás dispuesto a pagar. Esto implica que si pagando una cantidad inferior tu anuncio puede ya colocarse en primera posición, el sistema lo hará de forma automática sin necesidad de que tú bajes la puja. De este modo, los costes se optimizan autónomamente cuando existe la posibilidad de obtener los mejores resultados en términos de posición sin necesidad de gastar el límite máximo que te has fijado.

Como ya hemos comentado, para obtener un buen CTR es importante tener un conjunto de términos de búsqueda orientado y segmentado a los usuarios que deseas captar, redactar las creatividades que animen a los usuarios a visitar nuestra página. De este modo, podremos realizar campañas con una posición elevada en los resultados de búsqueda, incluso pagando menos que otros competidores con una campaña peor optimizada.

Con este post acabamos nuestras publicaciones sobre las campañas SEM, esperamos que os hayan servido y ¡nos vemos en el próximo post!
Ver todas las entradas